El dilema de las imágenes, ¿mejor compartirlas o mejor protegerlas?

María Vilariño
5 min readJun 2, 2021

Lo importante no es que te copien, sino conseguir que todos te quieran copiar.

El valor de la innovación es lo importante. La realidad es que no existe una solución completa para evitar que nos quiten imágenes de nuestro sitio web. Podemos aplicar diferentes medidas para que sea mucho más difícil guardar nuestras imágenes, pero nada le impide a cualquier usuario hacer un pantallazo y recortar una imagen.

Céntrate en crear contenido innovador tanto en los textos como en las imágenes de tu sitio web, sácale partido a ese tiempo corto donde vas por delante, porque seguramente, cuando te copien, tú ya estés un paso por delante.

Es un reto, lo sabemos, pero si lo haces bien, todos te copiarán y ese valor te posicionará a ti y a tus productos por encima del resto.

Dicho esto, y como muchos nos lo habéis pedido, hemos desarrollado una solución muy sencilla para tu sitio web, consiste en deshabilitar la opción de descargar tus imágenes al hacer clic con el botón derecho del ratón sobre nuestras imágenes. Puedes hacerlo en la barra lateral de diseño. Esto hará más complicado descargar tus imágenes, pero como te hemos comentado, no hace que puedan quitarnos nuestras imágenes por completo.

Lamentamos ser nosotros los que te lo expliquemos, pero los usuarios pueden descargar una página web completa, lo que incluye todas las imágenes de esa página. También pueden hacerlo con el inspector del navegador o con la opción de inspección sin tener que hacer clic en el botón derecho, se puede descargar la imagen y almacenarla en su ordenador.

Ten en cuenta, que si tus clientes quieren guardar las imágenes de tus productos para consultar la compra de un terminado producto o servicio con otra persona, por ejemplo, y le impides hacerlo, puede que lo encuentren molesto y afectará a su experiencia de usuario.

Algunas ideas para evitar el robo de tus imágenes sin deshabilitar el botón derecho serían:

  • Colocar un aviso de copyright en las imágenes, debajo de tus galerías de producto añade un texto de aviso, funciona como efecto disuasivo sin afectar a la experiencia de usuario, o puedes ponerlo también en tu pie de página. Lo que te recomendamos encarecidamente es que no pongas el año, queda muy poco profesional que ponga un año que no sea el actual y seguro que a principios de año ya tendrás bastantes que haceres como para preocuparte de cambiarlo.
  • Dales la posibilidad de que te pidan permiso para reutilizar tus imágenes. Por ejemplo mencionando su origen, tal vez te sea útil en ese caso añadir un formulario donde le pides que te lo soliciten para tú decidir si se lo das o no.
  • Añadir una marca de agua en tus imágenes. Es la opción que menos nos gusta, porque afea tus imágenes.
  • Una obra que cumpla ciertos requisitos, podéis verlos aquí, se protege automáticamente por derechos de autor desde que se crea, en todos los países del Convenio de Berna. Su protección es inmediata, sin tener que inscribirla en ningún registro ni hacer ningún tipo de procedimiento.

Qué hacer si te roban una imagen, y te das cuenta.

Partamos de la idea de que el plagio es en realidad una señal de que estás haciendo las cosas bien, que tu obra llega a mucha gente. Es el precio que hay que pagar por hacer cosas bonitas. No debe provocarte ansiedad o tristeza. Aprovecha esa energía, rabia o tal vez impotencia y transfórmala en energía para seguir creando. Tu imagen o tu producto los has hecho tú y eres capaz de crear cosas increíbles, esa magia es solo tuya, otros no la tienen y es lo que les hace copiarte.

Dicho esto, ten en cuenta que no hay manera de proteger al 100% tus imágenes, por lo que te damos algunas herramientas para disuadir al que te las roba:

  • Analiza la imagen. Descubre si te mencionan al utilizarla, si es así, no te preocupes, ni le des más importancia, pues los backlinks son enlaces que apuntan desde la página de un sitio web a la página de otro y en este caso, nombrándote como fuente de la imagen, te ayudan de forma gratuita a mejorar el SEO de tu sitio web. Pero si no lo han hecho, escríbeles un correo del tipo:

Hola,

He visto que utilizas una de mis fotografías en: [url a la imagen]. Puedes ver que soy el autor aquí: [Enlace a tu web].

Permito el uso de mis imágenes siempre que me mencionen o añadan un enlace a [enlace a tu sitio web].

Si no deseas agregar un enlace, lo comprendo perfectamente, pero en este caso, te pido que retires la imagen, porque es algo creado por mi. Si tienes alguna pregunta, escríbeme. Muchas gracias,

Tu nombre

[Enlace a tu sitio web]

  • Si quieres que la eliminen, envía un correo amable invitando a eliminarla, suele funcionar en el 90% de los casos y si estás ante el 10% que no elimina la imagen, tal vez debas enviar otro correo electrónico de recordatorio.
  • Y en casos extremos, puedes recurrir a los tribunales. En este caso te recomendamos recabar imágenes del mismo día que hiciste la que plagiaron, o alguna del making off que demuestre tu autoría.

Nos despedimos explicando que los registros no son necesarios para poder reclamar en caso de plagio, aunque sí son de mucha ayuda. Sirven para justificar más fácilmente en caso de pleito que la obra es tuya. Pero hoy en día todos subimos fotos constantemente a las redes sociales, a nuestra web, en nuestros dispositivos… Todas esas fotos tienen metadatos con los que se puede ver en qué fecha fueron creadas. Una simple imagen de tu producto subida a tu web podría servir como justificación. Lo mismo pasa con los archivos digitales o cualquier otro documento que subamos a la red.

Esperamos haberte ayudado con este tema, y de paso a perder el miedo a compartir tu trabajo y tus imágenes.

Si tienes dudas, déjanoslas en comentarios, estaremos encantados de ayudarte respondiéndolas.

Originally published at https://ayudapanel.com on June 2, 2021.

--

--